Hace dos fines de semana me escapé a Marbella. Qué ganas tenía de tocar la arena de la playa con los pies, respirar ese olor a verano, meterme en el mar, los mojitos de sandía y un arrocito negro rodeado de la gente que quiero. Ese para mi, es el PLANAZO. Además fuimos a uno de nuestros sitios favoritos, Trocadero Arena. Tiene unos chill outs donde hacemos acampada casi desde el primer momento que aterrizamos en Marbella hasta que nos vamos.

Aquí es en uno de los pocos sitios donde si que consigo la desconexión al 100%. Así que hicimos el combo perfecto, aprovechamos que mi hermana pequeña se graduaba para coger un ave y celebrarlo por todo lo alto, y por supuesto al día siguiente pasarlo brindando con cócteles a la orilla del mar.

La verdad es que tenía desde Semana Santa este bañador de la firma francesa Vilebrequin, y estaba deseando estrenarlo, pero el tiempo no me lo ha permitido, ¡menos mal que el verano ya está aquí! El color turquesa y sus ya famosas tortugas en forma de ondas en el agua, hacen que el traje de baño sea divertido y elegante a la vez ¿Qué os parece? Lo combiné con una camisa de lino super finito, de color azul marino para que resaltase  el color del bañador. Me encanta ir a la playa con camisa, me parece super estiloso y mucho más cómodo que la camiseta.

Por último, no quería dejar de comentaros que las alpargatas son un regalo del ultimo viaje de Paula a Marrakech, me encanta que en los mercadillos aún puedas seguir encontrando cosas con tanto encanto y que no lleve todo el mundo.

       

Follow me: InstagramFacebook & Twitter

Camisa/shirt: Vilebrequin; Zapatos/Shoes: Marraketch Mercadillo; Gafas/Shades: Rayban; Bañador/Trunk: Vilebrequin ; Reloj/ Watch: Briston

Hace dos fines de semana me escapé a Marbella. Qué ganas tenía de tocar la arena de la playa con los pies, respirar ese olor a verano, meterme en el mar, los mojitos de sandía y un arrocito negro rodeado de la gente que quiero. Ese para mi, es el PLANAZO. Además fuimos a uno de nuestros sitios favoritos, Trocadero Arena. Tiene unos chill outs donde hacemos acampada casi desde el primer momento que aterrizamos en Marbella hasta que nos vamos.

Aquí es en uno de los pocos sitios donde si que consigo la desconexión al 100%. Así que hicimos el combo perfecto, aprovechamos que mi hermana pequeña se graduaba para coger un ave y celebrarlo por todo lo alto, y por supuesto al día siguiente pasarlo brindando con cócteles a la orilla del mar.

La verdad es que tenía desde Semana Santa este bañador de la firma francesa Vilebrequin, y estaba deseando estrenarlo, pero el tiempo no me lo ha permitido, ¡menos mal que el verano ya está aquí! El color turquesa y sus ya famosas tortugas en forma de ondas en el agua, hacen que el traje de baño sea divertido y elegante a la vez ¿Qué os parece? Lo combiné con una camisa de lino super finito, de color azul marino para que resaltase  el color del bañador. Me encanta ir a la playa con camisa, me parece super estiloso y mucho más cómodo que la camiseta.

Por último, no quería dejar de comentaros que las alpargatas son un regalo del ultimo viaje de Paula a Marrakech, me encanta que en los mercadillos aún puedas seguir encontrando cosas con tanto encanto y que no lleve todo el mundo.

       

Follow me: InstagramFacebook & Twitter

Camisa/shirt: Vilebrequin; Zapatos/Shoes: Marraketch Mercadillo; Gafas/Shades: Rayban; Bañador/Trunk: Vilebrequin ; Reloj/ Watch: Briston

Pin It on Pinterest

Share This