Por fin os traigo el post sobre mi último viaje a Bali. Aquí os hago un resumen de las 29 cosas que debéis hacer si decidís viajar a esta isla paradisíaca. He tratado de separarlo por ubicaciones: Seminyak, Ubud, Nusa y Uluwattu. Y aquí encontraréis recomendaciones de gastro, lugares para haceros fotos y cosas que no os podéis perder.

SEMINYAK

1 – Alquilar una moto y echar gasolina: Prácticamente en cada esquina encuentras un lugar para alquilar las motos. Para poder llevarte una es necesario llevar el pasaporte. No piden carnet de conducir, aunque lo preferible sería llevar el carnet internacional. Me comentaron que nadie lo saca y que la policía suele parar a los turistas (se nota perfectamente quienes somos), a cambio de una pequeña “mordida” me dijeron que siempre llevase sueltos 100.000RM, que son unos 6€. Pero en ningún momento me pararon. No sé si fue suerte, pero en los 12 días solo vi a un policía.

El precio está entre los 70.000 – 100.000RM por día. Si que es verdad que para una jornada nos pusieron pegas, pero al final todo es negociable. Se puede elegir en llevar casco o no (nosotros siempre lo llevábamos). El tráfico es un caos y encima se conduce por la izquierda. Otra cosa que no había visto nunca es que las tiendas que no alquilan motos venden gasolina. Se identifican muy fácilmente, tienen unos carritos con botellas de vodka rellenas de gasolina, son 10.000 por cada litro.              

2 – Probar una Bitang: Suena raro, pero sí, lo primero que hago al llegar a un país es pedir la cerveza del sitio y si me gusta, es lo que bebo durante todo el viaje… Y aquí es la Bigtang. Hay tres modalidades La normal, con limón y el último día descubrimos que también la tenían con naranja, pero esta no era tan común como las dos primeras.

3 – Coffee Cartel Bali: (08 JI Lebak Sari, Seminyak). Perfecto para tomar un café después de comer y luego pasarte por el mercadillo que hay enfrente. En este lugar puedes tomarte un latte de color rosa. 

4 – La Plancha: (Jalan Mesari Beach, Seminyak). Es un chiringuito en la playa dónde puedes comer y tomar el Sol. A partir de las 18 horas sustituyen las sombrillas y las toallas por estas famosas sombrillas y unos sacos de arena de colores que se utilizan a modo de asiento. Las Bingtang saben mucho mejor aquí sentado con la música del DJ. Perfecto para tomar algo antes de salir a cenar o para alargar un día de playa. Puedes comer o simplemente picar algo. Fue uno de los primeros de la zona en tener este concepto en Bali.

5 – Balijoe/Mixwel (Jl. Camplung Tanduk no. 8 ). Son las dos discotecas más auténticas de Girlboys los llaman en la zona. El 90% son turistas que van a ver que se cuece. Sinceramente solo los he visto aquí en toda la isla. Hay shows en los que las chicas cantan playback muy caracterizadas. Es un show cutre, pero divertido que no puedes perderte.
6 – Motel Mexicola: (Jalan Kayu Jati No. 9X, Petitenget, Kerobokan Kelod, Kuta Utara) Uno de los restaurantes más divertidos, hay un ambientazo brutal y está todo pensado hasta el último detalle, la deco te transporta a México. Tiene tres barras para tomarte algo, dos pisos de mesas y una terraza. Está al comienzo de la calle de los restaurantes. Nosotros solo pudimos tomarnos una cerveza porque se nos había olvidado reservar. Nos lo recomendaron para salir, ya que después de la cena se transforma en una discoteca, eso sí, muy caro para ser Bali.
7- Strawberry fields: (Jalan Batu Belig 77, Gang. Anisa, Kuta Utara) Conocimos el sitio por Instagram. Nosotros llegamos a comer tarde por lo que no estaba muy lleno el sitio. Pero no fue necesario reservar. Aunque nuestra intención era tomar un smoothie o un bowl de aÇai por las horas. Nos tomamos unas hamburguesas y ¡buah! riquísimas! Además estaban en happy hour así que bebimos cervecitas a mitad de precio.
8 – Cambiar Dinero: Recomiendo ir cambiando poco a poco, ya que los precios van variando. Para que os hagáis una idea, un euro son 16.800RM. Os recomiendo cambiar solamente en sitios oficiales, ya que sino os pueden engañar.
     
– La Favela: (Jalan Laksamana Oboroi No.177X, Seminyak). Sin duda una parada obligatoria si estás en Seminyak. Es un restaurante que impresiona mucho por la decoración. Entras a través de una pasarela rodeada de vegetación y aterrizas en lo que acaba siendo al final de la noche la zona de copas. Si continuas un poco más, llegas a un patio en dos alturas lleno de árboles y plantas, con tiras de bombillas como en las verbenas y millones de diferentes espacios dónde se encuentran las mesas para cenar. Todo ello coronado con un Cristo Redentor. Nos costó un poco elegir el plato (ya sabéis que mientras haya pollo…), pero sin duda merece la pena ir para ver el sitio.
10 – Templo del agua Tanah Lot: Construido por un sacerdote durante el siglo XVI, el templo está dedicado a los espíritus guardianes del mar y se cree que está vigilado por las peligrosas serpientes marinas que habitan bajo la superficie. Es el primer Templo al que fuimos, nos pusimos los Sarongs pero realmente no eran necesarios. El lugar es precioso, ya que vas bajando hacia el mar y de repente ves un peñasco con un templo. Si lo que quieres es acercarte, lo mejor es por la mañana, pero si por el contrario, quieres la imagen del agua rodeando el templo mejor ir más tarde, ya que sube la marea. Nosotros fuimos en moto y está a unos 40 minutos del centro de Seminyak.
UBUD
11 – Monkey Forest: Es un lugar dónde no puedes dejar de ir si vas a Ubud. Además se encuentra muy cerca del centro. Es un gran bosque lleno de monos y donde se encuentran tres templos: Pura Dalem situado en el suroeste, rinde culto al Dios Shiva “el transformador”; el Pura Beji, situado en el suroeste y es donde se reza a la Diosa Gangga; y Pura Prajapati, que como su nombre indica rinde culto al Dios Prajapati.
Pero sin duda lo más importante eran los monos. Estos animales con cara de buenos, muy pillos y algunos con demasiada mala leche. Entre las recomendaciones están:
– No mirarles a los ojos fijamente.
– No llevar botellas ni bolsas de plástico (te las quitan directamente). Saben que dentro suele haber comida.
– Nunca intentar cogerlos.
– No enfrentarte a ello.
– No darles cacahuetes/galletas o aperitivos humanos.
Yo tuve la suerte que se me subió un mono pequeño para dar una vuelta. Recomiendo que no te pongas tenso, relájate y ya está. Había una chica oriental que se moría por una foto con ellos, pero le daba tanto miedo que los monos lo notaban. Le cogieron del brazo y no la dejaban moverse, e incluso la mordió (aunque solo fue una marca y no le hizo sangre), pero en estos casos como dijo su guía lo que hay que hacer es mantener la calma quedarse quieto y distraer al mono cogiendo una hoja o un palo y lanzarlo a su lado para que cambie el foco de concentración. He de decir que esta mujer siguió como 20 minutos más intentando hacerse una foto con ellos (¡espero que lo consiguiera!).
12 – Probar Luwak Coffee: En Bali, hacen entre varios tipos de café el Luwak Coffee. ¿Qué es esto? Pues un animal que se llama Luwak, es como un mapache, todos los días se come una semilla de café. Este animal tiene el don para saber exactamente cuáles son las mejores semillas y esas son las que se come.
Después de pasar por el intestino lo defeca, se recoge, se seca se tuesta y se muele. Yo recomiendo que se pruebe, a mi personalmente no me gustó, pero sin duda puedo decir que he probado un “Café de Mierda”. Al ser tan lenta la producción y una selección tan buena es muy caro.
Nosotros hicimos una cata, dónde probamos varios tipos de café, y de tés. El único que había que pagar a parte era el de Luwak (el resto de la cata era gratis). El precio era de 50.000 (unos 3 euros) por un café solo. Caro incluso para Europa.
13 – Comprar los mini plátanos: Por todo Ubud, se venden plátanos, pero plátanos mini. Son tirados y están buenísimos. Super dulces. Solo compramos esta fruta y nos encantó.
14 – Mercadillo de Ubud: De las tres ciudades en las que estuvimos los mejores mercadillos son los de Ubud, aquí podéis encontrar todo lo que podáis buscar (siendo Bali, claro): bolsos de mimbre, imanes, tallas de madera, tablas de cortar con forma de piña, cuencos de madera, pulseras, sarongs etc etc..
 
15 – Hacerte con un Sarong: Es importante llevar un Sarong. ¿Qué es? Una especie de pareo que se pone en la cintura para tapar las piernas y los tobillos. Nosotros nos hicimos con uno prácticamente el primer día, ya que es obligatorio en casi todos los templos. Y a pesar de que en la mayoría te los pueden alquilar, yo prefiero llevarme uno de recuerdo.
16 – Pura Tirta Empul es uno de los templos más famosos y visitados de Bali. Es tan popular por su agua, considerada como bendita, donde los fieles acuden para purificarse y celebrar ceremonias religiosas. Está ubicado en Tampak Siring y llegar hasta él es bastante sencillo ya que está muy próximo a Ubud, a unos 10 km de distancia (son unos 15 minutos en moto). El precio de la entrada al templo es de 15.000 IDR por persona + 5.000 IDR del parking. Sobre todo por el ritual del agua. Os explico todo bien en un post exclusivo que hice.
17 – Bali Swing: Si hay una foto impresionante que ves cuando empiezas a buscar información sobre que hacer en Bali, son esos columpios que no sabes muy bien de dónde están sujetos, pero que hacen que te columpies por encima de la Selva. Es una sensación brutal. Yo fui a Bali Swing pero tienes millones de sitios dónde poder hacerlo.
18 – Nest: Realmente esto es hacerse la foto. No tiene nada más, pero las vistas donde suelen estar colocado son alucinantes. Sobre todo recomiendo hacer pack con los Swing 😉
19 – Arrozales Tengalan: La estructura montañosa de los terrenos hace que el cultivo del arroz no sea una tarea fácil, pero esto es algo que los balineses solucionan con los campos de arroz escalonados. Algunos de los bancales han tardado en construirse varios siglos, pero en la actualidad componen un verde paisaje que parece una postal. Nosotros fuimos a los de Tengalan en moto. Están muy cerca del centro y las vistas son impresionantes. Lo único que te piden donaciones obligatorias cada ciertos niveles. Os recomiendo llevar efectivo y dinero cambiado.
20 – Surya Terrace. Hay varios restaurantes que dan a los arrozales, por supuesto imaginad las vistas. Nosotros pedimos unos batidos y un smoothie para compartir. El sitio era muy bonito, la atención perfecta y era casi como un sueño tomarse algo ahí.
21 – Las Cataratas de Tegenungan: Nosotros cogimos una excursión que nos llevó hasta la catarata. Una vez ahí, bajando hasta el final había una pequeña catarata. Os recomiendo ir con bañador, mucha gente no lo lleva y no puede meterse. Al estar un poco escondida, no ser la principal y que mucha gente no llevaba la ropa adecuada, solamente estábamos nosotros y dos chicos más. Aquí disfrutamos muchísimo. Incluso mirad como eran de grandes las hojas de las plantas que había por la zona.
Más abajo llegamos a la gran cascada, había mucha gente viéndola pero no tanta dentro (algo curioso, pero casi que mejor para nosotros). Chapoteamos un rato y nos fuimos.
 
22 – Ir a las puertas del cielo: Como locura uno de los días decidimos ir a las puertas del cielo. Estaba a casi 2 horas en coche, pero nos lo habían recomendado y no queríamos dejar de visitar el lugar.
Se encuentran en el templo de Lempuyang, hay que coger un conductor para llegar, una vez que estas ahí, haces una donación para entrar y tienes que pagar 2000 RB para que te suban al templo en furgoneta.
Ahí ya puedes ver el templo, que son 7 en uno y puedes estar hasta 4 horas para recorrerlo entero. Las puertas del cielo se encuentran justo al principio, y aunque está todo muy organizado para que puedas hacerte la foto perfecta le quita algo de encanto al asunto.
23 – Nusa Penida: Las  Nusa están compuestas por tres islas. Nosotros hicimos una excursión de un día, aunque nos recomendaron estar más. Pero no nos daba tiempo. Y no quería dejar de poder ver con mis propios ojos Kling Beach. Fue una experiencia alucinante. No pude evitar dedicarle un post en exclusiva que podéis ver pinchando aquí y en el que os cuento todo con mucho detalle para que podáis hacerlo vosotros también 😉
24 -Uluwatu Temple: Es un templo del mar hindú balinés (Pura Segara) y es considerado como uno de los sad kahyangan y está dedicado a Sang Hyang Widhi Wasa. Todo el mundo nos recomendó que fuéramos al atardecer, ya que las vistas desde la altura del templo con el mar y el color anaranjado del cielo son sin duda un recuerdo. 
El templo está lleno de monos, aquí hay menos indicaciones que en el Monkey Forest pero el funcionamiento de los animales es el mismo. Solo que aquí hay unos guardas de seguridad que ayudan a los turistas a coger las pertenencias que roban los simpáticos monos.
  
25 – Sundays Beach Club:(Jalan Pantai Selatan Gau Banjar Wijaya Kusuma Ungasan, Pecatu, Kuta Sel., Kabupaten Badung, Bali 80362, Indonesia). Uno de los beach club que hemos estado que más me ha gustado. Para acceder a él hay que dejar la moto (ya sabéis que yo iba a todos los sitios con ella). Al final de una calle cortada y bajar andando unas escaleras hasta llegar a la playa. Hay dos Beach clubs, os recomiendo sin duda este. Son tres cabañas dónde puedes comer, beber (si vas tarde como hicimos nosotros tienes un 2x1 en bebidas y pizzas).
Nosotros pasamos toda la tarde ahí, vimos anochecer y es precioso. Además a esa hora encienden unas hogueras en la playa que se mantienen hasta la noche. Nosotros cuando nos fuimos estaban todos sentados alrededor tomando Bingtangs y cócteles.
 
 26 – Single Finn: Uno de los locales de moda en Uluwattu. Aquí se concentran todos los turistas para cenar y tomar copas. La fiesta está asegurada. Es complicado conseguir mesa, se reserva con bastante tiempo de antelación y cada reserva debe consumir al menos 2 millones (120€) y para un máximo de diez personas. Así que dependiendo de cuantos seáis compensa o no. De los pocos locales en Uluwatu dónde poder salir a tomar algo que nos gustó.
27 – The Station.(Jl. Labuansait | 100m before Uluwatu Beach). Votada como la hamburguesería en Google. Nosotros probamos la hamburguesa con el nombre del sitio y estaba increíble. Recomendada 100%. Además no estaba muy lleno.
28 – Abanonned Air Plane. De las pocas cosas que me han decepcionado. No tiene sentido acercarse, ya que solo se puede ver desde un mirador. Además están en obras porque están haciendo una zona turística. 
29 – Patung Garuda Winsu Kencana. Está ubicado en un parque temático con esculturas gigantes. No tiene sentido pagar la entrada porque si te acercas en moto, hay carreteras que te acercan mucho más a la escultura que entrando en el parque. En todo momento te la venden como la escultura monumental más grande del mundo, pero no es verdad, la más grande está en China y mide 28 metros más.

Por fin os traigo el post sobre mi último viaje a Bali. Aquí os hago un resumen de las 29 cosas que debéis hacer si decidís viajar a esta isla paradisíaca. He tratado de separarlo por ubicaciones: Seminyak, Ubud, Nusa y Uluwattu. Y aquí encontraréis recomendaciones de gastro, lugares para haceros fotos y cosas que no os podéis perder.

SEMINYAK

1 – Alquilar una moto y echar gasolina: Prácticamente en cada esquina encuentras un lugar para alquilar las motos. Para poder llevarte una es necesario llevar el pasaporte. No piden carnet de conducir, aunque lo preferible sería llevar el carnet internacional. Me comentaron que nadie lo saca y que la policía suele parar a los turistas (se nota perfectamente quienes somos), a cambio de una pequeña “mordida” me dijeron que siempre llevase sueltos 100.000RM, que son unos 6€. Pero en ningún momento me pararon. No sé si fue suerte, pero en los 12 días solo vi a un policía.

El precio está entre los 70.000 – 100.000RM por día. Si que es verdad que para una jornada nos pusieron pegas, pero al final todo es negociable. Se puede elegir en llevar casco o no (nosotros siempre lo llevábamos). El tráfico es un caos y encima se conduce por la izquierda. Otra cosa que no había visto nunca es que las tiendas que no alquilan motos venden gasolina. Se identifican muy fácilmente, tienen unos carritos con botellas de vodka rellenas de gasolina, son 10.000 por cada litro.              

2 – Probar una Bitang: Suena raro, pero sí, lo primero que hago al llegar a un país es pedir la cerveza del sitio y si me gusta, es lo que bebo durante todo el viaje… Y aquí es la Bigtang. Hay tres modalidades La normal, con limón y el último día descubrimos que también la tenían con naranja, pero esta no era tan común como las dos primeras.

3 – Coffee Cartel Bali: (08 JI Lebak Sari, Seminyak). Perfecto para tomar un café después de comer y luego pasarte por el mercadillo que hay enfrente. En este lugar puedes tomarte un latte de color rosa. 

4 – La Plancha: (Jalan Mesari Beach, Seminyak). Es un chiringuito en la playa dónde puedes comer y tomar el Sol. A partir de las 18 horas sustituyen las sombrillas y las toallas por estas famosas sombrillas y unos sacos de arena de colores que se utilizan a modo de asiento. Las Bingtang saben mucho mejor aquí sentado con la música del DJ. Perfecto para tomar algo antes de salir a cenar o para alargar un día de playa. Puedes comer o simplemente picar algo. Fue uno de los primeros de la zona en tener este concepto en Bali.

5 – Balijoe/Mixwel (Jl. Camplung Tanduk no. 8 ). Son las dos discotecas más auténticas de Girlboys los llaman en la zona. El 90% son turistas que van a ver que se cuece. Sinceramente solo los he visto aquí en toda la isla. Hay shows en los que las chicas cantan playback muy caracterizadas. Es un show cutre, pero divertido que no puedes perderte.
6 – Motel Mexicola: (Jalan Kayu Jati No. 9X, Petitenget, Kerobokan Kelod, Kuta Utara) Uno de los restaurantes más divertidos, hay un ambientazo brutal y está todo pensado hasta el último detalle, la deco te transporta a México. Tiene tres barras para tomarte algo, dos pisos de mesas y una terraza. Está al comienzo de la calle de los restaurantes. Nosotros solo pudimos tomarnos una cerveza porque se nos había olvidado reservar. Nos lo recomendaron para salir, ya que después de la cena se transforma en una discoteca, eso sí, muy caro para ser Bali.
7- Strawberry fields: (Jalan Batu Belig 77, Gang. Anisa, Kuta Utara) Conocimos el sitio por Instagram. Nosotros llegamos a comer tarde por lo que no estaba muy lleno el sitio. Pero no fue necesario reservar. Aunque nuestra intención era tomar un smoothie o un bowl de aÇai por las horas. Nos tomamos unas hamburguesas y ¡buah! riquísimas! Además estaban en happy hour así que bebimos cervecitas a mitad de precio.
8 – Cambiar Dinero: Recomiendo ir cambiando poco a poco, ya que los precios van variando. Para que os hagáis una idea, un euro son 16.800RM. Os recomiendo cambiar solamente en sitios oficiales, ya que sino os pueden engañar.
     
– La Favela: (Jalan Laksamana Oboroi No.177X, Seminyak). Sin duda una parada obligatoria si estás en Seminyak. Es un restaurante que impresiona mucho por la decoración. Entras a través de una pasarela rodeada de vegetación y aterrizas en lo que acaba siendo al final de la noche la zona de copas. Si continuas un poco más, llegas a un patio en dos alturas lleno de árboles y plantas, con tiras de bombillas como en las verbenas y millones de diferentes espacios dónde se encuentran las mesas para cenar. Todo ello coronado con un Cristo Redentor. Nos costó un poco elegir el plato (ya sabéis que mientras haya pollo…), pero sin duda merece la pena ir para ver el sitio.
10 – Templo del agua Tanah Lot: Construido por un sacerdote durante el siglo XVI, el templo está dedicado a los espíritus guardianes del mar y se cree que está vigilado por las peligrosas serpientes marinas que habitan bajo la superficie. Es el primer Templo al que fuimos, nos pusimos los Sarongs pero realmente no eran necesarios. El lugar es precioso, ya que vas bajando hacia el mar y de repente ves un peñasco con un templo. Si lo que quieres es acercarte, lo mejor es por la mañana, pero si por el contrario, quieres la imagen del agua rodeando el templo mejor ir más tarde, ya que sube la marea. Nosotros fuimos en moto y está a unos 40 minutos del centro de Seminyak.
UBUD
11 – Monkey Forest: Es un lugar dónde no puedes dejar de ir si vas a Ubud. Además se encuentra muy cerca del centro. Es un gran bosque lleno de monos y donde se encuentran tres templos: Pura Dalem situado en el suroeste, rinde culto al Dios Shiva “el transformador”; el Pura Beji, situado en el suroeste y es donde se reza a la Diosa Gangga; y Pura Prajapati, que como su nombre indica rinde culto al Dios Prajapati.
Pero sin duda lo más importante eran los monos. Estos animales con cara de buenos, muy pillos y algunos con demasiada mala leche. Entre las recomendaciones están:
– No mirarles a los ojos fijamente.
– No llevar botellas ni bolsas de plástico (te las quitan directamente). Saben que dentro suele haber comida.
– Nunca intentar cogerlos.
– No enfrentarte a ello.
– No darles cacahuetes/galletas o aperitivos humanos.
Yo tuve la suerte que se me subió un mono pequeño para dar una vuelta. Recomiendo que no te pongas tenso, relájate y ya está. Había una chica oriental que se moría por una foto con ellos, pero le daba tanto miedo que los monos lo notaban. Le cogieron del brazo y no la dejaban moverse, e incluso la mordió (aunque solo fue una marca y no le hizo sangre), pero en estos casos como dijo su guía lo que hay que hacer es mantener la calma quedarse quieto y distraer al mono cogiendo una hoja o un palo y lanzarlo a su lado para que cambie el foco de concentración. He de decir que esta mujer siguió como 20 minutos más intentando hacerse una foto con ellos (¡espero que lo consiguiera!).
12 – Probar Luwak Coffee: En Bali, hacen entre varios tipos de café el Luwak Coffee. ¿Qué es esto? Pues un animal que se llama Luwak, es como un mapache, todos los días se come una semilla de café. Este animal tiene el don para saber exactamente cuáles son las mejores semillas y esas son las que se come.
Después de pasar por el intestino lo defeca, se recoge, se seca se tuesta y se muele. Yo recomiendo que se pruebe, a mi personalmente no me gustó, pero sin duda puedo decir que he probado un “Café de Mierda”. Al ser tan lenta la producción y una selección tan buena es muy caro.
Nosotros hicimos una cata, dónde probamos varios tipos de café, y de tés. El único que había que pagar a parte era el de Luwak (el resto de la cata era gratis). El precio era de 50.000 (unos 3 euros) por un café solo. Caro incluso para Europa.
13 – Comprar los mini plátanos: Por todo Ubud, se venden plátanos, pero plátanos mini. Son tirados y están buenísimos. Super dulces. Solo compramos esta fruta y nos encantó.
14 – Mercadillo de Ubud: De las tres ciudades en las que estuvimos los mejores mercadillos son los de Ubud, aquí podéis encontrar todo lo que podáis buscar (siendo Bali, claro): bolsos de mimbre, imanes, tallas de madera, tablas de cortar con forma de piña, cuencos de madera, pulseras, sarongs etc etc..
 
15 – Hacerte con un Sarong: Es importante llevar un Sarong. ¿Qué es? Una especie de pareo que se pone en la cintura para tapar las piernas y los tobillos. Nosotros nos hicimos con uno prácticamente el primer día, ya que es obligatorio en casi todos los templos. Y a pesar de que en la mayoría te los pueden alquilar, yo prefiero llevarme uno de recuerdo.
16 – Pura Tirta Empul es uno de los templos más famosos y visitados de Bali. Es tan popular por su agua, considerada como bendita, donde los fieles acuden para purificarse y celebrar ceremonias religiosas. Está ubicado en Tampak Siring y llegar hasta él es bastante sencillo ya que está muy próximo a Ubud, a unos 10 km de distancia (son unos 15 minutos en moto). El precio de la entrada al templo es de 15.000 IDR por persona + 5.000 IDR del parking. Sobre todo por el ritual del agua. Os explico todo bien en un post exclusivo que hice.
17 – Bali Swing: Si hay una foto impresionante que ves cuando empiezas a buscar información sobre que hacer en Bali, son esos columpios que no sabes muy bien de dónde están sujetos, pero que hacen que te columpies por encima de la Selva. Es una sensación brutal. Yo fui a Bali Swing pero tienes millones de sitios dónde poder hacerlo.
18 – Nest: Realmente esto es hacerse la foto. No tiene nada más, pero las vistas donde suelen estar colocado son alucinantes. Sobre todo recomiendo hacer pack con los Swing 😉
19 – Arrozales Tengalan: La estructura montañosa de los terrenos hace que el cultivo del arroz no sea una tarea fácil, pero esto es algo que los balineses solucionan con los campos de arroz escalonados. Algunos de los bancales han tardado en construirse varios siglos, pero en la actualidad componen un verde paisaje que parece una postal. Nosotros fuimos a los de Tengalan en moto. Están muy cerca del centro y las vistas son impresionantes. Lo único que te piden donaciones obligatorias cada ciertos niveles. Os recomiendo llevar efectivo y dinero cambiado.
20 – Surya Terrace. Hay varios restaurantes que dan a los arrozales, por supuesto imaginad las vistas. Nosotros pedimos unos batidos y un smoothie para compartir. El sitio era muy bonito, la atención perfecta y era casi como un sueño tomarse algo ahí.
21 – Las Cataratas de Tegenungan: Nosotros cogimos una excursión que nos llevó hasta la catarata. Una vez ahí, bajando hasta el final había una pequeña catarata. Os recomiendo ir con bañador, mucha gente no lo lleva y no puede meterse. Al estar un poco escondida, no ser la principal y que mucha gente no llevaba la ropa adecuada, solamente estábamos nosotros y dos chicos más. Aquí disfrutamos muchísimo. Incluso mirad como eran de grandes las hojas de las plantas que había por la zona.
Más abajo llegamos a la gran cascada, había mucha gente viéndola pero no tanta dentro (algo curioso, pero casi que mejor para nosotros). Chapoteamos un rato y nos fuimos.
 
22 – Ir a las puertas del cielo: Como locura uno de los días decidimos ir a las puertas del cielo. Estaba a casi 2 horas en coche, pero nos lo habían recomendado y no queríamos dejar de visitar el lugar.
Se encuentran en el templo de Lempuyang, hay que coger un conductor para llegar, una vez que estas ahí, haces una donación para entrar y tienes que pagar 2000 RB para que te suban al templo en furgoneta.
Ahí ya puedes ver el templo, que son 7 en uno y puedes estar hasta 4 horas para recorrerlo entero. Las puertas del cielo se encuentran justo al principio, y aunque está todo muy organizado para que puedas hacerte la foto perfecta le quita algo de encanto al asunto.
23 – Nusa Penida: Las  Nusa están compuestas por tres islas. Nosotros hicimos una excursión de un día, aunque nos recomendaron estar más. Pero no nos daba tiempo. Y no quería dejar de poder ver con mis propios ojos Kling Beach. Fue una experiencia alucinante. No pude evitar dedicarle un post en exclusiva que podéis ver pinchando aquí y en el que os cuento todo con mucho detalle para que podáis hacerlo vosotros también 😉
24 -Uluwatu Temple: Es un templo del mar hindú balinés (Pura Segara) y es considerado como uno de los sad kahyangan y está dedicado a Sang Hyang Widhi Wasa. Todo el mundo nos recomendó que fuéramos al atardecer, ya que las vistas desde la altura del templo con el mar y el color anaranjado del cielo son sin duda un recuerdo. 
El templo está lleno de monos, aquí hay menos indicaciones que en el Monkey Forest pero el funcionamiento de los animales es el mismo. Solo que aquí hay unos guardas de seguridad que ayudan a los turistas a coger las pertenencias que roban los simpáticos monos.
  
25 – Sundays Beach Club:(Jalan Pantai Selatan Gau Banjar Wijaya Kusuma Ungasan, Pecatu, Kuta Sel., Kabupaten Badung, Bali 80362, Indonesia). Uno de los beach club que hemos estado que más me ha gustado. Para acceder a él hay que dejar la moto (ya sabéis que yo iba a todos los sitios con ella). Al final de una calle cortada y bajar andando unas escaleras hasta llegar a la playa. Hay dos Beach clubs, os recomiendo sin duda este. Son tres cabañas dónde puedes comer, beber (si vas tarde como hicimos nosotros tienes un 2x1 en bebidas y pizzas).
Nosotros pasamos toda la tarde ahí, vimos anochecer y es precioso. Además a esa hora encienden unas hogueras en la playa que se mantienen hasta la noche. Nosotros cuando nos fuimos estaban todos sentados alrededor tomando Bingtangs y cócteles.
 
 26 – Single Finn: Uno de los locales de moda en Uluwattu. Aquí se concentran todos los turistas para cenar y tomar copas. La fiesta está asegurada. Es complicado conseguir mesa, se reserva con bastante tiempo de antelación y cada reserva debe consumir al menos 2 millones (120€) y para un máximo de diez personas. Así que dependiendo de cuantos seáis compensa o no. De los pocos locales en Uluwatu dónde poder salir a tomar algo que nos gustó.
27 – The Station.(Jl. Labuansait | 100m before Uluwatu Beach). Votada como la hamburguesería en Google. Nosotros probamos la hamburguesa con el nombre del sitio y estaba increíble. Recomendada 100%. Además no estaba muy lleno.
28 – Abanonned Air Plane. De las pocas cosas que me han decepcionado. No tiene sentido acercarse, ya que solo se puede ver desde un mirador. Además están en obras porque están haciendo una zona turística. 
29 – Patung Garuda Winsu Kencana. Está ubicado en un parque temático con esculturas gigantes. No tiene sentido pagar la entrada porque si te acercas en moto, hay carreteras que te acercan mucho más a la escultura que entrando en el parque. En todo momento te la venden como la escultura monumental más grande del mundo, pero no es verdad, la más grande está en China y mide 28 metros más.

Pin It on Pinterest

Share This