Por fin os traigo una recopilación de mi viaje a Perú, a pesar de haber hecho post sueltos sobre el viaje y contaros cositas sueltas, voy a hacer  3 posts recopilando las tres Zonas que hemos visitado Chachapoyas, Arequipa y Lima con recomendaciones y con mis impresiones personales.

La primera parada como os acabo de contar es Chachapoyas, si,  ese nombre nos remueve tanto, que aún escribiendo el post y habiendo estado casi tres días riéndonos por el nombre todavía me saca una sonrisilla. Después de casi 12 horas de vuelo (Hicimos escala) llegamos a Lima dormimos ahí una noche y muy temprano por la mañana directos al aeropuerto. Son alrededor de la hora y 20 minutos hasta llegar a Jaen, El aeropuerto mas cercano y una vez llegas, son 4 horas en coche hasta el destino, No os asustéis estas distancias son normales aquí. Es cierto que es algo cansado, pero merece la pena. En el trayecto lo primero que hicimos fue conseguir unas tarjetas para los teléfonos (Esto tiene truco, los extranjeros no podemos hacernos con ellas y los guías, si tienes suerte, te hacen el favor de pedirte una a su nombre. Son de prepago así que no corren riesgo alguno) Aprovechamos para comer algo y fue aquí donde vimos los Moto Taxi, Transporte típico pero únicamente en la zona interior.

Llegamos por fin al hotel Casa Hacienda Achamaqui casa de película, en el centro de un valle Utcubamba. Situado cerca del río. Preciosa. Aquí os recomiendo que probéis en el desayuno el pan de camote,  casi los rifábamos porque arrasábamos con ellos! Por las noches te organizan hogueras con palos y Marshmellows. Nunca lo había hecho y fue muy divertido para acabar uno de los días. Si tenéis tiempo pedir que os lleven al puente colgante, esta como a 5 minutos andando y a mi me encantó.

Estuvimos 3 noches, la que llegamos y dos más. El Primer día fuimos a Kuelap, que como ya os conté en un post pasado es una de las paradas clave de este destino, situado sobre los 3000 m.s.n.m., en una zona donde termina la Cordillera de Los Andes y da inicio a la ceja de selva. Os dejo algunas imágenes que no os había enseñado 😉

El segundo día nos introdujimos en pleno Amazonas, fuimos a San Pedro de Valera, ubicado a 26 millas de la ciudad de Chachapoyas, ahí nos tenían preparados unos caballos, que son los que normalmente utilizan para ir a recoger las cosechas en lo alto de la montaña. Cada uno con el dueño del caballo y esa persona es la que nos acompañaría durante todo el camino. He de decir que fue una experiencia alucinante, tuve la suerte de poder hablar con el chico que me acompañaba, me explicaba cada una de las cosas que le preguntaba desde como saber como está lista para recoger la caña de azúcar hasta cuantos turistas suelen ir (Por le momento van muy pocos pero ellos por lo que me comentaron tampoco quieren una avalancha de gente para poder ser mucho mas cercanos a las personas que les visitan)

Como nos dijeron, en un solo día puedes vivir las 4 estaciones, es complicado que te garanticen si va a hacer buen tiempo, o no. He de deciros que a mitad de camino, cuando llevábamos 40 minutos a caballo empezó a llover y no chispitas, una lluvia fuerte, de las que empapan, pero bien. Os podéis imaginar que según te adentras en la selva hace mas frío y  la mezcla de estar chorreando con el fresco recorriendo el cuerpo en allguna ocasión me hizo pensar en abandonar. Al poco tiempo paramos para ver la catarata desde un mirador. Ahí estaba, la tercera catarata mas alta del Mundo, 771 metros de altura y yo estaba flipando! Eso si, con mi camisa empapada y haciendo una de las poses que nos proponía uno de los guías! 😛

Continuamos acercándonos, y al llegar al final, empezó a diluviar de nuevo. Eran casi dos horas de trayecto y no podíamos demorarnos mucho ¡Todavía nos faltaba comer! Esperamos  alrededor de lo 15 minutos y la lluvia no paraba así que nos lanzamos a la aventura! No habíamos dedicado toda la mañana para quedarnos en un refugio, así que empezamos a “escalar” unas rocas, Son cuatro. y ahí la veías, a lo lejos y al lado una escalera altísima y empinada para llegar a la primera caida. Nada mas girar avalancha de agua por todos lados ¡Tapad las cámaras gritaban! Pero todos queríamos una foto. Yo me arriesgue y menos mal que el teléfono sobrevivio porque os digo que acabó empapado!

Luego nos explicaron que cuando hace bue tiempo y no llueve durante unos dias el caudal de la catarata es un poco mas relajado y puedes acceder incluso a unas cuevas que hay en el lateral. ¡Nos hubiera encantado! Pero la naturaleza es muy caprichosa 😉 Y ahora nos tocaban las dos horas a caballo para volver. Llegamos chorreando, mis zapatillas de Kenzo no sobrevivieron. Se les caían la piel  tiras (Literal) y fuimos todos a comer una cómida típica Chachapoyana. Con Té de Coca para calentarnos bien 😛


 

Esta era nuestra última noche antes de coger un vuelo a Arequipa, pero eso os lo cuento en otro post. muchas gracias a Minube ( apple Android) por contar con nosotros para una experiencia tan alucinante que formará parte de nuestro recuerdos siempre. Aquí os dejo un vídeo que nos hicieron durante los tres días que estuvimos en Chachapoyas

¡Nos vemos el Viernes en My tie!

Por fin os traigo una recopilación de mi viaje a Perú, a pesar de haber hecho post sueltos sobre el viaje y contaros cositas sueltas, voy a hacer  3 posts recopilando las tres Zonas que hemos visitado Chachapoyas, Arequipa y Lima con recomendaciones y con mis impresiones personales.

La primera parada como os acabo de contar es Chachapoyas, si,  ese nombre nos remueve tanto, que aún escribiendo el post y habiendo estado casi tres días riéndonos por el nombre todavía me saca una sonrisilla. Después de casi 12 horas de vuelo (Hicimos escala) llegamos a Lima dormimos ahí una noche y muy temprano por la mañana directos al aeropuerto. Son alrededor de la hora y 20 minutos hasta llegar a Jaen, El aeropuerto mas cercano y una vez llegas, son 4 horas en coche hasta el destino, No os asustéis estas distancias son normales aquí. Es cierto que es algo cansado, pero merece la pena. En el trayecto lo primero que hicimos fue conseguir unas tarjetas para los teléfonos (Esto tiene truco, los extranjeros no podemos hacernos con ellas y los guías, si tienes suerte, te hacen el favor de pedirte una a su nombre. Son de prepago así que no corren riesgo alguno) Aprovechamos para comer algo y fue aquí donde vimos los Moto Taxi, Transporte típico pero únicamente en la zona interior.

Llegamos por fin al hotel Casa Hacienda Achamaqui casa de película, en el centro de un valle Utcubamba. Situado cerca del río. Preciosa. Aquí os recomiendo que probéis en el desayuno el pan de camote,  casi los rifábamos porque arrasábamos con ellos! Por las noches te organizan hogueras con palos y Marshmellows. Nunca lo había hecho y fue muy divertido para acabar uno de los días. Si tenéis tiempo pedir que os lleven al puente colgante, esta como a 5 minutos andando y a mi me encantó.

Estuvimos 3 noches, la que llegamos y dos más. El Primer día fuimos a Kuelap, que como ya os conté en un post pasado es una de las paradas clave de este destino, situado sobre los 3000 m.s.n.m., en una zona donde termina la Cordillera de Los Andes y da inicio a la ceja de selva. Os dejo algunas imágenes que no os había enseñado 😉

El segundo día nos introdujimos en pleno Amazonas, fuimos a San Pedro de Valera, ubicado a 26 millas de la ciudad de Chachapoyas, ahí nos tenían preparados unos caballos, que son los que normalmente utilizan para ir a recoger las cosechas en lo alto de la montaña. Cada uno con el dueño del caballo y esa persona es la que nos acompañaría durante todo el camino. He de decir que fue una experiencia alucinante, tuve la suerte de poder hablar con el chico que me acompañaba, me explicaba cada una de las cosas que le preguntaba desde como saber como está lista para recoger la caña de azúcar hasta cuantos turistas suelen ir (Por le momento van muy pocos pero ellos por lo que me comentaron tampoco quieren una avalancha de gente para poder ser mucho mas cercanos a las personas que les visitan)

Como nos dijeron, en un solo día puedes vivir las 4 estaciones, es complicado que te garanticen si va a hacer buen tiempo, o no. He de deciros que a mitad de camino, cuando llevábamos 40 minutos a caballo empezó a llover y no chispitas, una lluvia fuerte, de las que empapan, pero bien. Os podéis imaginar que según te adentras en la selva hace mas frío y  la mezcla de estar chorreando con el fresco recorriendo el cuerpo en allguna ocasión me hizo pensar en abandonar. Al poco tiempo paramos para ver la catarata desde un mirador. Ahí estaba, la tercera catarata mas alta del Mundo, 771 metros de altura y yo estaba flipando! Eso si, con mi camisa empapada y haciendo una de las poses que nos proponía uno de los guías! 😛

Continuamos acercándonos, y al llegar al final, empezó a diluviar de nuevo. Eran casi dos horas de trayecto y no podíamos demorarnos mucho ¡Todavía nos faltaba comer! Esperamos  alrededor de lo 15 minutos y la lluvia no paraba así que nos lanzamos a la aventura! No habíamos dedicado toda la mañana para quedarnos en un refugio, así que empezamos a “escalar” unas rocas, Son cuatro. y ahí la veías, a lo lejos y al lado una escalera altísima y empinada para llegar a la primera caida. Nada mas girar avalancha de agua por todos lados ¡Tapad las cámaras gritaban! Pero todos queríamos una foto. Yo me arriesgue y menos mal que el teléfono sobrevivio porque os digo que acabó empapado!

Luego nos explicaron que cuando hace bue tiempo y no llueve durante unos dias el caudal de la catarata es un poco mas relajado y puedes acceder incluso a unas cuevas que hay en el lateral. ¡Nos hubiera encantado! Pero la naturaleza es muy caprichosa 😉 Y ahora nos tocaban las dos horas a caballo para volver. Llegamos chorreando, mis zapatillas de Kenzo no sobrevivieron. Se les caían la piel  tiras (Literal) y fuimos todos a comer una cómida típica Chachapoyana. Con Té de Coca para calentarnos bien 😛


 

Esta era nuestra última noche antes de coger un vuelo a Arequipa, pero eso os lo cuento en otro post. muchas gracias a Minube ( apple Android) por contar con nosotros para una experiencia tan alucinante que formará parte de nuestro recuerdos siempre. Aquí os dejo un vídeo que nos hicieron durante los tres días que estuvimos en Chachapoyas

¡Nos vemos el Viernes en My tie!

Pin It on Pinterest

Share This